La Sociedad Cooperativa Andaluza Agropecuaria Ntra. Sra. de los Remedios de Antequera se fundó el 26 de Mayo de 1958 cuando treinta y tres agricultores decidieron su creación con el objeto social principal de la molturación de las aceitunas y comercialización del aceite de oliva en común.
 
Pero para buscar el origen de esta asociación, debemos irnos a principios del siglo XX. En el año 1915, la ciudad de Antequera recibe la visita del sociólogo dominico Padre Gerard, quien difundía la idea de la creación de sindicatos agrícolas, modelo que había funcionado en Bélgica con los productores de lúpulo ante la crisis derivada de la I Guerra Mundial. Esta visita tuvo como resultado la inmediata creación del Sindicato Agrícola (también conocido como Sindicato Católigo Agrícola). De esta forma se sentaban las bases para la futura cooperativa.
Años más tarde, y posiblemente a causa de la guerra civil, este movimiendo sindical se diluye, intentándose su recuperación en el año 1946 con la creación de la Cooperativa Sindical del Campo de Antequera. Este intento no prospera, debido a la situación social y económica que se vive en la España de la posguerra.
 
No es hasta finales de los años 50 cuando resurge el movimiento asociativo agrario. Los  primeros Estatutos fueron aprobados por el Ministerio de Trabajo, y fue el tres de Octubre de 1958 inscrita en dicha fecha bajo el nombre "Cooperativa Sindical Agropecuaria de Antequera" con el número 8040 en el Registro Oficial de Cooperativas del citado Ministerio.

En principio se dedica a la compra de aperos y maquinaria agrícola, plantas, semillas y demás elementos de producción y consumo, así como a la transformación de productos agrícolas. Pronto la Junta Rectora estima conveniente la creación de una almazara, debido a la gran superficie de olivar existente en la comarca, pero como la ya cooperativa no dispone de capital para acometer este proyecto, decide arrendar por una campaña una almazara privada. De esta forma, la primera campaña de molturación será la 1959/60.
 
Visto el éxito de la campaña, la cooperativa inicia un ambicioso plan para disponer de instalaciones propias, adquiriendo en 1960 la almazara que hasta entonces tenía arrendada por la cantidad de 1.800.000 pesetas (importante suma para la época).
Comienzan entonces unos años de prosperidad, ampliando las instalaciones de 1963 con la incorporación de una extractora de orujo graso y la creación de dos secciones nuevas: una ganadera y otra de cultivos. Hoy en día solo permanece esta última.
La sección de cultivos precisa de un almacén de granos, que empieza a construirse a finales de 1963. Es tal su éxito que a finales de esa década la cooperativa se convierte en entidad colaboradora del Servicio Nacional de Cereales.
 
En los años 70 se produce una crisis a nivel nacional, provocada por la saturación del mercado de aceite de oliva, lo que lleva a muchos agricultores a sustituir los olivares por girasol y otros cultivos oleícolas. Esto provoca la necesidad de mejorar el rendimiento en la obtención del aceite, ampliando la almazara y cambiando el método de extracción del aceite del de presión por el de centrifugación. Otra medida para paliar dicha crisis se toma en 1977 con la creación de la sección de aderezo, para la fabricación de aceituna de mesa.
La década de los ochenta traerá importantes mejoras y cambios en la cooperativa. Se incrementa la capacidad de la sección de aderezo, se amplía el almacenamiento de cereales  y se aumenta la bodega para aceite, además de realizar mejoras en las líneas de molturación de la fábrica.
 
Pero quizá los pasos más importantes de estos años son la creación de la Sección de Crédito, la comercialización de aceite envasado (creando la marca Torcaoliva) y la fundación, junto con otras coopeativas, del grupo Hojiblanca.
Los años 90 reafirman el éxito de la cooperativa, consolidando la marca Torcaoliva y realizándose una modernización importante de las instalaciones. Dicha modernización culmina en 1999 con la inauguración de unas nuevas instalaciones, que suponen una inversión de 650 millones de pesetas y hacen de la Cooperativa Nuestra Señora de los Remedios la más moderna de Europa.
 
La sección de crédito también encuentra su hueco en estos años y se crea una oficina en el núcleo urbano, hecho que es celebrado por los socios.

En la actualidad la Cooperativa tiene una cifra de negocios media de 21 millones de euros contando con más de mil socios de diferentes zonas de la comarca.

 

Sociedad Cooperativa Andaluza Agropecuaria "Ntra. Sra. de los Remedios" de Antequera   -  Aviso Legal